viernes, 11 de enero de 2013

Nadie es perfecto, y todo el mundo tiene derecho a ser perdonado aunque los recuerdos y los echos sigan presentes en algunos casos. No soy perfecta y cometo mis errores, a veces no salen como espero que salgan pero intento que las cosas tengan un final feliz aunque es imposible contentar a todo el mundo. No pido el perdon de las personas solo que comprendan que hay cosas que no son faciles de decir ni de hacer y que la mente a veces te falla y puede hacer que hagas cosas que no quieres o que quieras cosas que no debes.