viernes, 17 de enero de 2014

Las cosas han cambiado

Las cosas cambian, ya no son como antes. El cielo ya no es azul, ni el corazón es rojo. Esta todo negro, todos oscuro y triste. La impotencia de no hablar puede comernos por dentro hasta destruirnos por completo. Sin hacer nada de un día para otro puedes pasar de tener mucho a no tener nada. ¿Por qué? Esta triste realidad nos entristece a todos y ya no hay ganas ni de sonreír. Pero las cosas buenas algún día volveran...algún día.